¿Dolor en la parte superior de su pie? 5 causas comunes + consejos útiles

Hay pocas cosas más frustrantes para los corredores que las lesiones. Justo cuando todo parece encajar con tu entrenamiento y estás superando tus entrenamientos, surge una molestia que amenaza con dejarte de lado.

Desde el dolor de rodilla hasta los calambres en las piernas, existen numerosas lesiones comunes al correr y estudios muestran que hasta el 79,3% de los corredores lidian con lesiones musculoesqueléticas en las extremidades inferiores.

Desafortunadamente, el dolor en la parte superior del pie al correr también es común. Además, a diferencia de ciertas lesiones que tienen signos reveladores, Hay varias causas potenciales para el dolor en la parte superior del pie al correr, lo que puede dificultar el diagnóstico y el tratamiento del problema.

Dicho esto, hemos compilado una guía para ayudarlo a descubrir las causas potenciales y las opciones de tratamiento si experimenta dolor en la parte superior del pie al correr. Además, le proporcionaremos consejos para prevenir y corregir el dolor de pies al correr y orientación sobre cuándo debe buscar atención médica.

El dolor en la parte superior del pie mientras corre puede convertirse rápidamente en un dolor persistente y una lesión más grave por correr, así que antes de atarse los cordones y salir a la carretera, a la pista o a la caminadora por algunas millas más, consulte nuestra guía de posibles causas de dolor en la parte superior de su pie.

En esta guía, vamos a ver:

  • ¿Qué tan común es el dolor en la parte superior de su pie mientras corre?
  • 5 causas comunes de dolor en la parte superior del pie por correr
  • 6 formas de tratar el dolor en la parte superior del pie al correr
  • Cuándo buscar atención médica

¿Listo?

¡Vamos a sumergirnos!

Dolor en la parte superior de su pie

Si siente dolor en la parte superior del pie mientras corre, no está solo. Según estudios Al evaluar la incidencia de lesiones musculoesqueléticas en corredores, las lesiones en los pies, incluido el dolor en la parte superior del pie, afectan del 5,7% al 39,3% de los corredores.

Además, a diferencia de otras lesiones comunes por correr, como los calambres en las piernas y el síndrome de la banda iliotibial, que a menudo afectan a los corredores principiantes, estudios muestran eso las lesiones en los pies son en realidad más comunes en corredores experimentados.

Hay varias causas potenciales comunes para el dolor en la parte superior del pie en los corredores, incluidas las siguientes:

#1: Tendinitis extensora

La tendinitis extensora es una de las posibles causas más comunes de dolor en la parte superior del pie en los corredores. Al igual que otras formas de tendinitis, la tendinitis extensora desarrolla una inflamación de los tendones, que, en este caso, son los tendones que se extienden a lo largo de la parte superior del pie.

Los tendones extensores le permiten levantar el pie hacia arriba y enderezar los dedos. Para comprender la función de los tendones extensores, quítese el calcetín y el zapato.

Primero, doble los dedos de los pies como si tratara de agarrar una canica, luego extiéndalos hacia arriba y ábralos lo más que pueda. Deberías ver que los tendones extensores en la parte superior de tu pie emergen y sientes que se enganchan para extender los dedos de los pies.

Dolor en la parte superior de su pie

El síntoma principal de la tendinitis extensora en los corredores es el dolor en la parte superior del pie, especialmente entre la región entre la parte delantera del tobillo y la punta del pie.

El dolor se exacerba cuando levantas el pie y puede estar centralizado en la mitad de la parte superior del pie cuando corres o puede localizarse más a lo largo del empeine hacia el dedo gordo del pie.

Además, si ha estado corriendo con tendinitis extensora durante un par de semanas y la condición ha progresado, también puede haber hinchazón o enrojecimiento en la parte superior del pie, y posiblemente incluso una protuberancia o nódulo palpable o visible a lo largo de uno o más de los tendones extensores.

Hay varios factores de riesgo para desarrollar tendinitis extensora incluyendo:

  • correr en superficies irregulares o caminos combados
  • pantorrillas apretadas
  • soporte de arco inadecuado para pies planos
Dolor en la parte superior de su pie

#2: Fractura por estrés del metatarsiano

Una causa potencial más grave, pero también desafortunadamente común, de dolor en la parte superior del pie al correr es un fractura por estrés del metatarsiano.

Una fractura por estrés del metatarsiano es una pequeña fisura en uno de los huesos que se extiende a lo largo de la mitad del pie hasta la punta del pie, donde los metatarsianos se articulan con los dedos.

El signo distintivo de una fractura por estrés del metatarsiano es el dolor en la parte superior del pie al correr que progresa de un dolor leve y persistente solo mientras se corre al dolor en la parte superior del pie que persiste en reposo. Eventualmente, el dolor puede incluso persistir durante la noche cuando intentas dormir.

A medida que avanza la lesión, el dolor en la parte superior del pie reaparecerá más temprano en la carrera y persistirá durante períodos de tiempo cada vez más largos una vez que haya terminado.

El dolor tiende a ser más localizado que con la tendinitis extensora, e incluso puede tener sensibilidad en un punto. Aunque los corredores pueden desarrollar una fractura por estrés metatarsiano en cualquiera de los cinco huesos metatarsianos, es más común desarrollar un problema en el segundo, tercer o cuarto metatarsiano.

Algunos corredores con fracturas metatarsianas por estrés también tienen una hinchazón visible y posiblemente incluso moretones o decoloración en la región de la lesión.

Las fracturas por sobrecarga del metatarso se consideran lesiones por uso excesivo, ya que se producen cuando la tensión repetitiva se acumula en el hueso y excede la capacidad del hueso para absorber el impacto y las cargas impuestas al correr.

Aunque la causa principal de una fractura por sobrecarga del metatarsiano es el uso excesivo, varios factores pueden contribuir a desarrollar esta lesión por correr, entre ellos:

  • aumentar el volumen de entrenamiento demasiado rápido
  • hacer demasiado trabajo de velocidad
  • usar zapatos para correr desgastados o sin apoyo
  • correr sobre superficies duras como asfalto y hormigón
  • baja densidad ósea
  • ingesta calórica inadecuada
Dolor en la parte superior de su pie

#3: Enfermedad de los vampiros

Aunque ciertamente no es un nombre familiar en términos de lesiones por correr, la enfermedad de los vampiros es una causa relativamente común de dolor en la parte superior del pie al correr.

La enfermedad de los vampiros se llama así porque implica dolor e hinchazón a lo largo de la parte superior del pie, que corresponde a la región del zapato llamada empeine.

La enfermedad de los vampiros generalmente es causada por atarse los zapatos para correr demasiado apretados. Esto ejerce una presión excesiva sobre los tendones, los músculos y el tejido en la parte superior del pie y puede causar dolor en la parte superior del pie cuando corres.

Si deja de atarse los zapatos para correr con tanta fuerza y ​​el dolor en el pie no desaparece en una o dos semanas, probablemente esté lidiando con algo más que la enfermedad de los vampiros.

# 4: espolones óseos

El dolor en la parte superior del pie al correr también puede deberse a un espolón óseo u osteofito. Un espolón óseo es esencialmente un crecimiento de tejido óseo a lo largo de un hueso normal en respuesta al estrés crónico o la presión sobre ese hueso.

Los espolones óseos pueden causar dolor en la parte superior del pie si se han formado en áreas donde rozan con otros huesos, ligamentos, tendones o nervios en esta región.

Los corredores pueden desarrollar espolones óseos en los pies debido al uso crónico de zapatos que no calzan bien, lo que puede ejercer presión o fricción localizada en un área determinada del hueso.

Los espolones óseos también pueden resultar en el proceso de curación de otras lesiones en los pies o pueden desarrollarse con el tiempo en respuesta al desgaste acumulado.

Dolor en la parte superior de su pie

También es posible que el dolor en la parte superior del pie al correr sea simplemente un signo de artritis. La artritis implica la degeneración del cartílago en las articulaciones entre los huesos.

El cartílago amortigua los huesos y suaviza la articulación de dos huesos que se encuentran en una articulación, de modo que pueden moverse entre sí con una fricción mínima.

Por eso, cuando se tiene artritis, además de sentir dolor, también se puede experimentar crepitación, que se refiere a un sonido o sensación de chirrido por la fricción de los huesos frotándose entre sí. También puede haber una pérdida de flexibilidad en una articulación.

Los corredores pueden desarrollar artritis en la parte media del pie, particularmente a lo largo de la cabeza y la base de los metatarsianos. Como la artritis es el resultado de la degeneración por el desgaste acumulado, los corredores mayores son más propensos a la artritis.

La artritis a menudo se puede distinguir de otras posibles causas de dolor en la parte superior del pie mientras se ejecuta en función del historial de lesiones. La artritis en el pie es una afección crónica que generalmente se desarrolla lentamente con el tiempo. Rara vez se desarrolla repentinamente a menos que haya ocurrido una lesión traumática (como una fractura de Lisfranc).

En otras palabras, si el dolor en la parte superior del pie se ha desarrollado repentinamente, no es probable que sea artritis.

Dolor en la parte superior de su pie

Una vez que haya identificado la causa más probable del dolor en la parte superior del pie al correr, puede comenzar a abordar el problema. Aquí hay posibles tratamientos para estas diversas causas de dolor en el pie:

#1: Pruebe las ortesis

Si tiene artritis o cree que los pies planos o un arco alto pueden estar contribuyendo a la tendinitis extensora, considere consultar a un podólogo o especialista en pies para obtener ortesis personalizadas. También puede probar plantillas de venta libre para corredores.

#2: Confíe en el ARROZ

El tratamiento clásico de las lesiones musculoesqueléticas es ARROZ, que significa Descanso, Hielo, Compresión y Elevación. Cualquiera de las causas potenciales antes mencionadas de dolor en la parte superior del pie al correr puede responder a RICE, al menos hasta cierto punto.

#3: Afloja tus cordones

El tratamiento de la enfermedad de los vampiros es tan simple como aflojar los cordones o usar un patrón de cordones diferente en las zapatillas para correr. También puede aplicar hielo y elevar el pie para minimizar la hinchazón.

#4: Obtenga nuevos zapatos para correr

Visite su tienda local de calzado para correr para obtener el ajuste adecuado para los nuevos zapatos para correr para evitar el estrés que puede causar espolones óseos, tendinitis extensora y lesiones óseas.

Dolor en la parte superior de su pie

#5: Examine su entrenamiento

Reduzca su kilometraje descansando o probando entrenamiento cruzado de bajo impacto hasta que se resuelva el dolor en el pie. Más importante aún, revise su entrenamiento reciente para buscar saltos en el kilometraje o la intensidad.

#6: Estira tus pantorrillas

Si cree que tiene tendinitis extensora, estrese las pantorrillas o use un rodillo de espuma.

Artículo relacionado: Revisión del masajeador de pies Bob and Brad 721

Cuándo buscar atención médica

Si sospecha una fractura por estrés del metatarsiano, debe dejar de correr inmediatamente. Debe consultar a su proveedor de atención médica para que le realice una radiografía, una resonancia magnética, una gammagrafía ósea u otras imágenes de diagnóstico. Su médico puede darle una bota para caminar e incluso muletas para descargar el hueso mientras sana.

Es posible que deba aplicar hielo y elevar el pie para reducir la hinchazón, y su médico puede sugerir analgésicos o antiinflamatorios.

Las fracturas por estrés del metatarso pueden tardar entre 6 y 8 semanas en sanar. Las reacciones de estrés, que son menos severas, generalmente sanan un poco más rápido.

También es recomendable consultar a su médico si el dolor en la parte superior del pie no ha mejorado significativamente o se ha resuelto después de varias semanas a pesar de tomar medidas para tratarlo, o si tiene problemas médicos subyacentes.

Para obtener más información sobre cómo cuidar nuestros bienes más preciados, nuestros pies, aquí hay 5 consejos preventivos para el cuidado de los pies para corredores de fondo.

Dolor en la parte superior de su pie

Deja un comentario